La Postura de la Espalda

Ponte recto! Seguramente es una de las frases más pronunciadas por los padres hacia los hijos.
Sabías que cuando la cabeza está hacia delante unos pocos centímetros, se genera una presión en los músculos de la espalda que puede llagar a varios kg? Para mejorar la postura es clave llevar a cabo rutinas y tener buenos hábitos de postura.
Una mala postura con el ordenador, estando de pie, o de la forma en la que uno se agacha puede provocar dolores debilitantes.

Mantener la curva lumbar natural en la parte baja de la espalda es esencial para evitar el dolor de espalda relacionado con la postura. Esta curva natural funciona como un amortiguador, ayudando a distribuir el peso a lo largo de la columna vertebral. Ajustar las distorsiones posturales puede ayudar a detener el dolor de espalda.

Un remedio básico para los que pasan mucho rato sentados, es simplemente levantarse frecuentemente y hacer ejercicios de realineamiento. Estos pueden ayudar a reeducar los músculos para que no se queden atascados en una posición de hombre de las cavernas torcido.

Existen muchas razones por las cuales la postura es importante:

1) Una buena postura te ayuda a rendir mejor, ya sea en el deporte, el trabajo o el estudio.
2) Te ves, sientes y actúas con más confianza
3) Una buena postura mantiene el funcionamiento del cuerpo a niveles más óptimos (mientras que una mala postura puede reducir funciones naturales, por ejemplo, la reducción de la capacidad pulmonar debido a la compresión)
4) Una buena postura disminuye el desgaste anormal de las articulaciones
5) Cuando tus músculos, articulaciones y ligamentos funcionan como la naturaleza lo pretende, tus órganos vitales y el sistema nervioso funcionan de manera más adecuada.

Problemas asociados


La desalineación de la pelvis contribuye al
:
Dolor de espalda
Degeneración del disco
Discos abultados
Los glúteos y los flexores de la cadera de vuelven débiles

Los problemas asociados con la postura de la cabeza hacia adelante pueden derivar en:
Dolores de cabeza
Tensión en el cuello
Fatiga e irritabilidad
Reducción del rendimiento y la capacidad

Los problemas asociados con la curvatura de la parte superior de la espalda pueden derivar en:
Músculos del pecho apretados
Músculos débiles en la parte superior de la espalda

Los problemas asociados con un pecho hundido pueden derivar en:
Reducción de la capacidad de los pulmones
Problemas para respirar
Músculos tensos

Cómo corregir la postura de la espalda

Aunque lo ideal es intentar sentarse siempre con una postura ergonómica y adecuada, si tienes problemas de espalda por estar y sentarte torcido durante mucho tiempo, puedes corregirlo lentamente.

Existen muchos ejercicios que de forma lenta y paulatina permiten ir corrigiendo la postura de la espalda, siempre y cuando se hagan de forma perseverante.

Empecemos con uno de los ejercicios más simples, y es que se trata de deslizar tu espalda contra la pared,
a medida que tu cuerpo flexiona las rodillas para bajar de altura, hay que ir presionando ligeramente hacia la pared, tanto espalda como cuello, y una vez llegamos abajo, mantenemos la postura y la presión durante unos segundos, para más adelante volver a levantarnos, siempre presionando contra la pared.
Debemos repetir este ejercicios varias veces al día, entre 5 y 10 repeticiones diarias sería suficiente para mantener una buena postura y corregir posible curvaturas.

Las flexiones son otro ejercicio muy importante para fortalecer los músculos de la espalda y brazos, y es que la espalda soporta durante todo el día el peso de la espalda y es importante mantener los músculos en forma y activos.

Si tenemos problemas en la parte lumbar, hacer «mini cobras» podría ayudar a aliviar algo de presión.
El ejercicio consiste en tumbarse boca abajo como si fuéramos a hacer una flexión, pero mantenemos la barriga pegada al suelo, por lo que tan sólo levantamos el tronco superior del cuerpo ayudándonos de nuestros brazos.
Se recomienda repetir este ejercicio varias veces y mantener la posición en alto durante unos segundos.

El uso de un foam roller es también muy indicado para mantener la espalda fuerte y corregir la postura.
los foam roller son rodillos de espuma semi rígidos, y bastante cómodos y se usan de diferentes formas para ejercicios de equilibrio, espalda, piernas y brazos.
Existen muchos modelos de foam rollers, y son un elemento barato que tiene un gran impacto en al salud, y es que al rodar sobre el, también se mejora la circulación y es incluso divertido. Haciendo click Aquí encontraras diversos modelos que puedes adquirir:

Haz Click para ver precios y más información.

 

Otro de los grandes problemas derivados de malas posturas o levantar mucho peso durante largos periodos de tiempo, es la compresión de las vértebras, ocasionando fuerte dolores que imposibilitan una vida normal.
En estos casos lo mejor para aliviar el dolor es el uso de camas de inversión, usadas desde hace años en clínicas de oseopatía, tienen resultados sorprendentes en poco tiempo, y es que al invertir tu cuerpo boca abajo, se libera toda la presión de las vértebras y se van ensanchando de nuevo con el tiempo.
A día de hoy es posible adquirir camas de inversión a precios altamente reducidos para poder usarlas a diario en casa.
Es recomendable las primeras veces usarlas con un acompañante ya que especialmente en personas mayores, se sentirán más seguras si no tienen mucha fuerza para reincorporarse.
En cualquier caso, para una correcta utilización de las camas de inversión, es preciso ajustarla al equilibrio perfecto.
Un buen ajuste a tu altura, implica que queda prácticamente en equilibrio horizontal, por lo que el peso está muy bien compensado y la fuerza necesaria para incorporarse de una posición a otra es muy baja.
Si buscas una cama de inversión puedes encontrarlas presionando Aquí.

cama de inversión
Haz Click para ver precios y más información.

Mantener la Postura Correcta

No siempre es fácil acordarse de mantener una postura correcta y es que muchas veces las sillas no ergonómicas y la altura de la mesa, no se corresponden con nuestra altura, eso implica que la pantalla del ordenador esté mas baja, y nos veamos obligados de forma inconsciente a curvar nuestra espalda, ocasionando con el tiempo los problemas ya mencionados.
El uso de un arnés corrector de espalda nos puede ayudar a mantenernos rectos cuando estamos de pie, tienen un coste muy bajo y son de gran ayuda.

Haz Click para ver precios y más información.

Pero si somos de esas personas que trabajamos muchas horas con el ordenador, el uso de una silla ergonómica y una mesa regulable en altura están indicadas para mantener una posición estable y cómoda.
Aquí te presentamos una de las mejores marcas con altura ajustable automática, y es que está motorizada, por lo que subir y bajar la mesa para trabajar de pie, será cuestión de apretar un botón.
El tablón debe ser adquirido a parte, pero se puede encontrar en este enlace.

 

Haz Click para ver precios y más información.